relajacion-profunda

Pues bien ¿Qué más se puede escribir nuevo acerca de la utilidad de la relajación?

Todo el mundo sabe que el cuerpo humano no puede funcionar correctamente sin descansar.

Es una verdad tan bien conocida que al escuchar de alguien “tienes que relajarte”, asientes con la cabeza …. y…. enciendes la televisión o coges un libro (o tablet, o móvil etc) y te tiras en tu sofá favorito.

Pero resulta, que cuando te levantas para ir a dormir, aún sigues sintiéndote cansado.

Aquí he descrito sólo una de las técnicas “populares” de relajación.

Te recomiendo suscribirte a mi curso gratuito “5 factores clave para conseguir salud y longevidad” para leer más sobre el tema en uno de mis artículos “¿Quieres vivir más? Relájate. 6 métodos “populares” de relajación. ¿Realmente funcionan?”

El caso es que, en realidad, el proceso de relajación verdadera no es tan sencillo y requiere aprendizaje como cualquier otra habilidad.

Para que tu cuerpo descanse realmente, es necesario activar la parte parasimpática del sistema autónomo.

El Parasimpatico se encarga de los procesos de regeneración y revitalización de todos los sistemas del cuerpo y a nivel celular.

Para que se produzca el efecto máximo, es necesario lograr una relajación muscular máxima.

Y en eso radica la confusión, la mala interpretación y subestimación de la práctica yóguica de relajación profunda.

Por lo general, las personas a las que les gusta el ejercicio físico no se dan cuenta de la importancia exacta de la relajación profunda.

Incluso a veces oigo de mis alumnos “activos”: “Ya nos relajamos en casa …tu danos más caña ….”. 😀

Sería estupendo si fuera posible lograr el resultado deseado en casa, acostándose en el sofá.

no-es-relajacion

Pero, este “asana”  tan  popular,  😉  en absoluto puede proporcionarte aquella relajación muscular profunda, la que es necesaria.

El Savasana (Imagen) es la única postura, que predispone a ello:

Sporty beautiful young woman in white sportswear lying with closed eyes on orange mat in Shavasana (Savasana, Corpse Pose), studio shot, isolated, full length side view

Pero eso no es todo.

Además del hecho de que Shavasana tiene que ejecutarse correctamente (sí, sí, hay una gran cantidad de sutilezas y detalles de los cuales escribiré sin falta en el futuro), existe una condición imprescindible y muy importante.

Es la relajación mental. Cuando tu mente está en un estado de “silencio” relativo, cuando el “océano” de pensamientos calma.

Reflexiona.

¿Qué grado de relajación mental puede haber cuando estás viendo la tele?

Sólo cuando están presentes estas dos condiciones:

relajación MUSCULAR + relajación MENTAL

existe la oportunidad de lograr una profunda relajación en todo el cuerpo.

Otra pregunta es “¿Para qué lo quiero?”…

Sólo en el estado de relajación profunda el cuerpo vuelve a la homeostasis cercana a la ideal, cuando todos los sistemas funcionan con normalidad.

Sólo de esta manera se eliminan los efectos negativos del esfuerzo físico diario y el estrés.

Sólo esta relajación, la que puede considerarse como profunda, garantiza los beneficios de los que tanto se habla y se escribe en todas partes.

Para terminar, añado un poco de “milagro”.

Existe una hipótesis de que en un estado de relajación profunda el tiempo de alguna manera “se disuelve” para la mente, y el cuerpo “no lo vive”.

Es decir, el tiempo que pasas profundamente relajado, se agrega al término de tu vida.

Si has logrado algunas veces la relajación profunda mental y corporal, te resultará familiar la siguiente sensación, cuando te parece que han pasado solo unos minutos, mientras que en realidad la práctica duraba media hora o incluso  más….

Lee más acerca de ¿Cómo aprender a relajarse? y trucos de yoga en mi curso “Cómo mejorar la salud y mantenerla durante muchos años