Todo el mundo sabe que la mejor manera de aliviar las piernas cansadas o hinchadas, es levantar las y mantener así durante varios minutos.

En mi artículo “Cómo relajar todo tu cuerpo en 3 minutos. Asana rejuvenecedor Viparita Karani” describí en detalle 2 variantes de asanas, que no sólo ayudan a reducir la fatiga de las piernas, sino también relajan todo el cuerpo y la mente.

Pero ¿Cómo hacer frente a este problema, si no existe tal posibilidad?

Por ejemplo en el caso de personas que trabajan de pie todo el día o mujeres en el tercer trimestre del embarazo, cuando ya les resulta imposible acostarse sobre su espalda….

…. 🙄 

¿Por qué se te cansan las piernas?

En primer lugar, por la tensión muscular continua.

Al llevar todo el peso del cuerpo, sus músculos y articulaciones están bajo tensión y carga constante.

Esta tensión aumenta, si hay alguna anormalidad en la postura, en la estructura esquelética o si una persona se encuentra constantemente en la misma posición durante el desarrollo repetitivo de una actividad.

En segundo lugar, esto se debe a las perturbaciones de la circulación de la linfa, el líquido que lleva a cabo el drenaje de los tejidos del cuerpo.

Incluso si el sistema linfático está en orden, las cargas constantes en posición vertical, de pie, pueden desencadenar la inflamación crónica de las piernas y luego la varicosis, cuando por la obstaculización del flujo, la sangre se estanca en las venas.

Las venas varicosas en las etapas avanzadas, cuando se han podido formar coágulos (trombos) pueden ser muy peligrosas para la salud.

Si un coágulo bloquea uno de los vasos sanguíneos, puede causar varios tipos de complicaciones e incluso la muerte.

Por lo tanto, si tú trabajas de pie, mi consejo, antes de que sea demasiado tarde, es que comiences  a descargar tus piernas TODOS LOS DÍAS.

En yoga, hay diferentes tipos de ejercicios que pueden aliviar este problema.

Pero yo te recomiendo 2 de ellos que me ayudaron a hacer frente a la fatiga de las piernas durante mi embarazo, especialmente justo antes del parto.

Yo los hacía 2 veces al día, cuando sentía el cansancio.

El efecto principal de estos ejercicios se basa en el hecho de que ellos estiran muy bien la parte inferior y trasera de las piernas.

Todo el proceso consiste en dos etapas:

1) Estirar los músculos. Esta etapa, por así decirlo, “comprime” la pierna.
2) La relajación posterior, es la que realmente activa la circulación sanguínea y el flujo linfático y elimina la sensación de fatiga.

Para ejecutarlos necesitaras encontrar algún tipo de apoyo.

Puedes utilizar cualquier mesa con una altura estándar.

En el vídeo, te demuestro todo el proceso que no te llevará más de 5-7 minutos.